sábado, 29 de agosto de 2015

Lago de Isoba (Cicloturismo)

Tras haber llegado desde mi casa a Laviana en un par de ocasiones, y de Laviana a Collanzo a través del Collado de Pelúgano mis intenciones no eran otras más que seguir ampliando terreno atravesando nuevos horizontes, esta vez ya no había opción, hay que pasar la cordillera, toca subir a León. 
La ruta que diseñé será volver de Collanzo a Laviana pero a través de los puertos de San Isidro, Las Señales y Tarna.

Las primeras mediciones con Google Maps me estimaban una distancia aproximada de 102km en 100% de asfalto, sin embargo, estudiando más a fondo la zona de Isoba conseguí encontrar una pista o sendero de 5km que une el Lago de Isoba con la carretera del Pto. De las Señales, lo que reduce la distancia a unos 95km evitandome bajar a Puebla de Lillo y permite que no todo el trayecto sea asfalto: [95% asfalto - 5% pista o sendero]

Es hora de elevar la planificación de la ruta a un nivel superior, para ello realizo el pefril de altura utilizando Google Maps para las distancias e IBERPIX para medir las altitudes. Después de haber apuntado a mano los 67 puntos de esta ruta, los traspaso a Excel y obtengo lo siguiente:



Ya está todo preparado, solo falta esperar a un buen día.......

El día adecuado resulta ser el sábado 29 de agosto, las previsiones meteorológicas son muy buenas, con elevado calor.

Me fijo como hora de partida en Collanzo las 09:50. Para ello llevaría a cabo los siguientes viajes:
07:30 GIJÓN > LA PEREDA 08:20 (Renfe)
08:57 LA PEREDA > COLLANZO 09:50 (Feve)

(...)

¡Son las 06:00 y suena mi alarma, a desayunar y prepararse!

(...)

Salgo de casa y llego a la estación de Cercanías de la Calzada a las 07:30, 3 minutos antes de que salga mi tren, he ido un poco justo...
El día en Gijón ha amenecido con niebla y llovizna, es buen presagio para la cordillera. Veré si es cierto....



(...)

A la hora prevista llego a la estación de tren de La Pereda y me desplazo al andén de Feve, donde esperaré casi 40 minutos.
Sabiendo este tiempo decido traerme comida extra para desayunar de nuevo aprovechando este transbordo, se trata de un plátano y un batido de Colacao Complet.
La espera se hace más llevadera. 

No son ni las 9 de la mañana y las previsiones de temperatura elevada se dejan sentir ya: ¡20ºC! 


(...)

El tren de la Feve llega puntual y embarco, disfruto del paseo de 53 minutos hasta Collanzo. Después de este tramo ya habré recorrido como pasajero TODAS las lineas de Feve de Asturias con excepción de los tramos Ribadeo-Navia y Arriondas-Unquera.


(...)

Tras un bonito paseo el tren llega puntual a la estación término de Collanzo. Voy al baño y me dispongo a salir de la estación, con la mala suerte de que a la máquina no le entran las monedas para sacar el billete que me permite salir; así que.... a pasar la bici por encima, no queda otra....

Ya estoy afuera y hago los preparativos finales.

De agua he decidido traer el bidón de 1 L. y uno de reserva de 1/2 L cargado sobre la maleta del portabultos.

¡El tiempo está completamente despejado!

Son las 10:00 ¡Comienza la aventura!
¿Ultimo tren desde Laviana? A las 21:45. Dispongo de 11:45 para conseguirlo.

¡Empiezo!

(...)

Gracias a haber estudiado la ruta, los casi 10 km iniciales de falso llano no me pillan por sorpresa, lo  que hace que no me resulten pesados, los hago con calma, todo metro que suba a este gradiente es un metro menos que tendré que subir hoy, bienvenido sea.

(...)

Salí de Collanzo hace 45 minutos, saco de la alforja la cámara GoPro.


10 minutos más tarde llego a la planta de Agua de Cuevas


Hasta ahora la carretera iba a la vera izquierda del río San Isidro, a partir del puente pedalearé por su margen derecha hasta culminar el puerto


¡Pocos metros después comienza oficialmente el Pto. de San Lorenzo!
11 km hasta coronar


Y tengo vistas casi completas de la primera parte del puerto
A seguir pedalenado con tranquilidad y disfrute...

(...)


Las piernas van pidiendo un descanso, estoy a 1.000; no voy a negárselo.
Como un poco de combinado de frutos secos y me tomo un gel.
El bidón de litro va bajando sin pausa....

(...)

Retomo la marcha...

 Primera curva de 180º


Pasan varios coches, pero no resulta molesto ni estresante, espero que para ellos mi presencia tampoco lo sea...

 Otra curva de 180º


Hace nada estaba ahí abajo.... 
Voy subiendo bastante rápido


Otra de 180º


 Tengo una visión muy bonita de esta primera parte del puerto desde arriba


 Al parecer debe de haber aquí numerosos derrumbamientos


Hago una parada para retomar el aliento y ya para despedirme pausadamente del valle que he venido subiendo.
La vista es preciosa

 Ultima vista...


 Justo antes de entrar en el desfiladero que separa las dos partes del puerto, a la izquierda de una casa encuentro una fuente que me viene de perlas
¡El agua se ve muy limpia!
No dudo vaciar los dos bidones y repostar el 1,5 L. de esta agua tan fresca.

(...)


 Tras unos minutos retomo la marcha, este tramo que atraviesa el desfiladero es de lejos el más duro de todos. 
Los que no conozcan este puerto, como yo antes de estudiarlo, pensarían que aquí termina, como anima a pensar, pero nada más lejos de la realidad; aún faltan 250 metros verticales


 Salgo del pequeño desfiladero y va cogiendo un todo castizo


 Encuentro unos rincones preciosos


Me sorprende esta pradería con un color verde de los más vivos que he visto nunca (probablemente por el contraste con el apagado del resto del valle)

(...)

Ya va faltando poco, eso espero....






El alto parece que está ahí ya, no obstante necesito hacer una parada, este tramo final no tiene dificultades, pero se hace muy complicado por las ganas de acabar.
Me tomo otra barrita en mi descanso...

Justo a la hora de retomar mi marcha definitiva a coronar el puerto, me incorporo en el momento que pasa un ciclista que ya habia adelantado al salir del desfiladero, entablo conversación con él...
Se llama Alvaro, es Ovetense pero seguidor del Sporting. Inició su marcha en Felechosa con el fin de llegar a Puebla de Lillo, que está en fiestas este fin de semana.

¡Ya terminamos el puerto...


¡¡Conseguido!!
Como todo gran puerto, sus últimos metros se dejan sentir en las piernas, pero no hay nada imposible.
Sin embargo, este tramo final ha sido muchísimo más llevadero al ir acompañado, ¡Cómo se nota!

Como en mi es costumbre, hago una importante parada en lo alto para hacer fotos y descansar disfrutando del momento.
Álvaro, quien me toma esta foto, se toma un respiro conmigo.

(...)


Después de exprimir el lugar, nos subimos de nuevo a las bicis y proseguimos


Durante la bajada a Isoba le comento a Álvaro mis planes de enlazar el lago de Isoba con la carretera  del Pto. De Las Señales. Por suerte conoce el tramo del que le hablo, su respuesta hacia mí es: "uff, mi bici no pasaría, pero la tuya igual sí".
Inmediatamente pienso que igual el terreno es más complicado para una bici de lo que creía, me comenta que hay bastante piedra. Me planteo la idea de ir a lo seguro y bajar por Puebla de Lillo, pero prefiero en este momento "arriesgarme", al fin y al cabo es una aventura; ya veré...

(...)

Estamos llegando a Isoba ya.
El valle que se abre al fondo daría el camino que busco tras el lago Isoba.
 El viento sopla muy fuerte de cara
 
(...)

¡Ya estamos en Isoba!
Álvaro, por cuestiones de tiempo, seguirá hacia Puebla de Lillo; sin embargo, yo no puedo continuar mi camino sin tomar una caña fría en uno de los bares de Isoba. Así que aquí nos despedimos.
¡Gracias por la compañía, Álvaro!

(...)

Son las 13:24. Aprovecho de la forma que se merece la caña a la sombra en un caluroso día de más de 30ºC.

(...)

Pido que rellenen mi bidón de agua antes de continuar. (Vuelvo a estar al 100% de agua)
Mi plan es comer tranquilamente en el lago, ya voy teniendo hambre.

Retomo mi camino, salgo de Isoba.
Ahora toca subir unos metros hasta el lago. Poco a poco....




¡Ahí está el Lago de Isoba!


Abandono la carretera hasta empezar a subir el Pto. De Las Señales.
Voy a la orilla del lago


¡Ya estoy ahí!
Está precioso, un fantástico día

El lugar es fabuloso






Aprovecho y como aquí mi bocadillo de cecina con queso dentro del chozo, a la sombra:



(...)

Ahora tendré que ir a buscar el camino a través del valle, saldré por la derecha.


Al acercarme a la orilla detengo la bici, me bajo y me acerco al agua, al llegar prácticamente al borde un montón de ranás que estaban en el borde se meten lago adentro, recorro el borde del lago y más y más ranas hacen lo mismo ¡Está plagado!

Vuelvo a la bici y enseguida encuentro dos vallados que tengo que superar

La primera es de madera, y la segunda de metal, formando parte de cerco con pastor eléctrico.

Sin inconvenientes.

Ahora debo ir a cazar el río tendiendo a irme a la izquierda a buscar un puente que me pase a la otra orilla del río.






 El sendero intuitivo no tiene pérdida y consigo llegar al puente. 
El entorno es precioso


 Es hora de encaramar la bici al puente y cruzarlo


 Vistas al Este, hacia la continuidad de mi camino.


 Foto hacia el Oeste, de donde vengo, destaca al fondo...


 ...el Pico Torres, a su siniestra el Pto. de San Isidro


Justo al final del puente me encuentro indicaciones: Isoba, Lago de Isoba y Cofiñal.
Mi camino a la derecha, hacia Cofiñal, parece que no tendrá pérdida, buena señal.


¡Esto promete!
Seguro es precisoso y llevadero


El brezo comienza a cerrarse formando un pasillo en el que es fantástico aventurarse.


Poco a poco el sendero de tierra comienza a desaparecer y florece la piedra suelta, nada con lo que no pueda.

(...)


Vale.... esto es otra cosa... Ahora entiendo los comentarios de Álvaro acerca de este sendero. ¿Empeorará? ¿Debería dar la vuelta y llegar a Las Señales desde Puebla de Lillo?

Ahora sí que ignoro complétamente lo que me espera. Decido seguir adelante por este sendero pedregoso, haciendo a pata los peores tramos, como el de la foto.

Pese a bajarme en los peores tramos, ruedo con la bici sobre piedras que me provocan bastantes sacudidas, espero que la bici aguante...


Las caras amigables del camino por bonitas no tienen desperdicio, una de cal y otra de arena,


Salgo a terreno despejado. ¡Qué bonito!


Vista hacia atrás desde el mismo punto de la anterior foto, vengo del final de este valle, y al fondo en último plano se alza el Pico Torres.


Muchos de los baches que supero siguen siendo fuertes y violentos.
En la foto se ve el final del valle, donde debería de encontrarme la carretera que sube a Las Señales desde Lillo


Con un terraplén a mi derecha ni me planteo intentar esto sobre la bici por muy despacio que lo haga.
Desmontar y a patita.

El camino es una tortura (en bici o cargando con una bici)


Bastante más adelante deja de ser protagonista la piedra para volver a rodar sobre tierra. En esta foto vengo del sendero de la derecha (foto en sentido contrario).
Mi sendero sigue la misma trayectoria, sin embargo, veo que sale a la derecha (izquierda en la foto) otro sendero, con un cartel que indica "Pozo de la Leña" a 200 metros. Sabiendo que voy bien de hora y que estoy aquí para disfrutar de los lugares y pasar el día decido acercarme para indagar.


El camino hasta El Pozo de la Leña resulta ser más cerrado y algo embarrado, teniendo que avanzar uno o dos metros a pata en un par de ocasiones


El lugar no tiene desperdicio alguno, y estoy muy contento de haberme aventurado hasta aquí.
He tenido que abandonar la bici unos metros más atrás para poder llegar hasta el borde del agua




Gasto aquí unos cuantos minutos sin ningún tipo de arrepentimiento.

(...)


¡Retomo la marcha!
Vuelvo a buscar la bici, deshago los 200 metros y me reincorporo al sendero.

Realmente el suelo está mejorando, menos mal.


Pese a estar el suelo mucho mejor sigue habiendo pequeños tramos de piedras; sin peligro aparente,  los cruzo sobre la bici a sabiendas de las sacudidas.


¡Más piedras!
El sendero es muy bonito, pero para ser sincero tengo ganas de acabarlo, tiene demasiada piedra para mi inexperiencia y mi bici con sus alforjas, es una toruta.


En una apertura de la vegetación me detengo y saco una foto hacia atrás de mi camino realizado.

Como diría Antonio Machado:

Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.


¡El camino se ensancha!
¡La piedra desaparece!

La tortura ha terminado


¡A la carretera!






¡Ya estoy en la carretera!
A la derecha a Puebla de Lillo a la par del Río Porma,...


...y a la izquierda al Puerto de Las Señales, mi próximo objetivo y el que será el punto más alto de mi ruta.


 Ya estoy en la carretera y recorriendo esta larga recta, preciosa.


En una de mis miradas hacia abajo veo entre las vainas algo raro en la rueda trasera...

¡TENGO LA RUEDA DOBLADA!

¡Al avanzar me roza una vez por giro en la vaina inferior derecha!

Detengo la bici a un lado y desmonto la rueda, con la pequeña esperanza de que se corrija o mejore al volver a ponerla...

(...)

Apreté sin darme cuenta la maneta de freno trasero sin la rueda puesta y me temí lo peor, por suerte las pastillas no se llegaron a juntar y puede separarlas lo suficiente como para que entre el disco de freno.

(...)

He vuelto a montar la rueda trasera, el problema no se ha solucionado, pero he conseguido que no roce (al menos tanto) con la vaina del cuadro.

Me preocupa como puede estar la bici para bajar a Laviana desde Las Señales.........
Bajaré despacito y vigilando la rueda cada poco, así que seguiré mi camino...

(...)


Después de cruzar puentes sobre el Río Porma la carretera comienza a coger ya pendiente para iniciar la subida al Puerto de Las Señales


Tras iniciar la subida la carretera hace una curva amplia de 180º a la derecha. Al finalizar el giro hago una foto a mi derecha (hacia el oeste).
Se ve una pista que sigue el valle, si la siguiese me llevaría hasta Isoba por otro camino distinto al que fui y superando más desnivel. Era una de las alternativas que había pensado para hoy pero que había descartado por el desnivel extra que conllevaba.


Continúo subiendo...






Bonito tramo con alternancia entre sol y sombra




Voy a hacer un descanso.
Tengo mucha sed, y termino ya el bidón de litro de agua.
¡Cuando me pongo a beber del de reserva que llevo sobre el equipaje descubro que está realmente caliente!


Repele bastante beber de ahí, es lo que tiene llevar un bidón de color negro al sol durante todo el día. Decido traspasar el agua de ese bidón al grande y continúo la marcha aún con algo de sed.

(...)


¡¡Más adelante encuentro una fuente!!
Bebo el agua que me queda, que sombrósame se ha refrescado al ponerla en el bidón blanco del cuadro, efímero placer.

Me acerco a la fuente y relleno el bidón de litro (no creo que necesite más hasta Laviana, ya que en seguida será todo bajada).
Al rellenarlo veo que el agua no está perfectamente limpia, tiene algo de partículas, no huele raro ni nada. No me inspira mucha confianza.
Ahora mismo he recordado la fuente de Pendones, haré otro repostaje ahí, pero no sin arriesgarme a echar un par de tragos a este agua refrescante.

¡Vuelta a la bici y a coronar el puerto!

(...)



(Vista hacia atrás)


¡Ahí está el alto!
¡El punto más alto del día!
¡Se "acabaron" las subidas!


¡Ahí está!


¡¡Conseguido!!


Bonita estampa con la Peña Ten


Que bonito es cruzar horizontes, uno detrás de otro...

Me tomo un descansito en el puerto antes de bajar al Puerto de Tarna

(...)

Empeizo a bajar, sin quitar ojo a la rueda trasera, no da buenas sensaciones.




Ahí asoma el macizo de El Mamopodre


Día completamente azul que me sigue regalando preciosas escenas


¡Ya estoy!


Es hora de hacer unas fotos y un descanso antes de despdirme de León


Tras otro magnífico paseo por la zona leonesa de la cordillera no puede si no darme pena tener que marchar

(...)

Lamentáblemente es hora de ir marchando, son las 18:20


El Valle del Nalón me espera, me reciben en Asturias El Maciédome y El Tiatordos.


Toca disfrutar la bajada sin ir demasiado rápido y vigilando la rueda trasera....












Como es común, los excursionistas que deciden pasar el día a La Vega del Pociello aparcan al lado de la carretera en este punto








Finalmente llego al fondo del valle 20 minutos después y la pendiente se estabiliza.

Ahora voy a pasar por Pendones para repostar buena agua en su fuente.
¡Qué sed tengo!

(...)

¡Ya estoy en el desvío!
Tuerzo a la derecha


Ya estoy en Pendones y me pongo ciego de agua


Justo después de la anterior foto se acaba la última batería de la GoPro, y procedo a guardarla definitivamente.

Me despido de Pendones mirando al Tiatordos, mi montaña favorita.

(...)

Pongo rumbo a Laviana

(...)

En torno al embalse de Tanes predigo que llegaré bastante justo para el penúltimo tren, de las 20:45.
Aumento el ritmo para ver si lo logro pero cambio de opinión en Rioseco, prefiero ir con calma sin forzar y coger tranquilamente el últmo tren.

(...)

He entrado en Laviana a las 20:45, sin intencion de coger ese tren, por lo que esperaré tranquilamente 1 hora.

(...)

Tras una relajada espera entro en la estación, compro el bilelte y accedo al anden, donde espero sentado los últimos 20 minutos.

(...)

Llega el tren y emprendo el viaje de vuelta a casa, a la que llego en torno a las 23:00.

Termino así un magnífico día que me ha mantenido fuera de casa durante 15 horas y media.
He recorrido preciosos lugares y mágicos rincones.

Una aventura inolvidable.



LAGO DE ISOBA
DISTANCIA:                   92 km
VELOCIDAD:         14,08 km/h
TIEMPO TOTAL:       10h 46m
DESNIVEL:                   1.697 m


3 comentarios:

  1. enhorabuena por esta entrada. Es la primera vez q te leo. Visitame en www.jandrocandas.com instagram: @jandrocandas y en facebook www.facebook.com/micuartooscuro
    un saludo

    ResponderEliminar