jueves, 18 de junio de 2015

La conquista del Cielo, el Gamoniteiro (Cicloturismo)

Recordando mi subida del año pasado al pico Gamoniteiro y la decepción por habérmelas visto con la niebla sentía que tenía algo por hacer aún...
Tenía que volver.
"Esta" ruta ya la había hecho en 2 ocasiones, en 2013 y 2014. Ambos años la versión Oviedo-Trubia-Cobertoria-Lena, y en 2014 añadí la ascensión al Gamoniteiro.
Este año decidí ir primero al Gamoniteiro, ya que en 2013 y 2014 el día comenzaba perfectamente despejado y se fue nublando a lo largo de la tarde, no quería que pasase lo mismo; por ello tracé una ruta nueva con inspiración en la vieja:
Como punto de partida el mismo, Oviedo. Bajando por la Vía Verde de Fuso de la Reina para desviarme a la altura de la carretera N-630. Una vez en ella ir hasta Riosa, subir el Alto de la Segá, hacer el Cordal de las Segadas, subir la carretera de la Cobertoria hasta el desvío con el Gamoniteiro, la subida al Gamoniteiro, bajada al Valle del Oso por las pistas que bajan de la cima pasando al lado de la Peña del Alba y atravesando Salcedo, una vez en el valle interceptar la Senda del Oso para seguirla hasta Trubia........


Es hora de pasar de la teoría a la práctica. Busco un día despejado a lo largo de esta semana de junio, el día perfecto resulta ser el jueves 18. 

Llego a Oviedo en el tren semi-directo de las 09:15, el cual me deja en Oviedo a las 09:40. Las nieblas matinales que ha ido atravesando el tren indican que será un día perfectamente despejado.

¡Es hora de comenzar!
El tramo por Oviedo me trae recuerdo de las dos pasadas ediciones de esta ruta.
Llego al Parque de Invierno y empiezo la Vía Verde de Fuso de la Reina, su ligera pendiente descendente la hace muy llevadera y perfecta para tratar de ahorrar todas las energías posibles, que las necesitaré.

(...)

Paso por encima de las vías de la Renfe y por debajo de la autopista. Más adelante, después de pasar por debajo de la carretera Nacional se abre un pequeño apartadero a la izquierda de la Vía Verde. Justo al final de este apartadero está una carretera que sirve a una cantera, paso la bici por encima del quitamiedos y sigo la carretera a la izquierda, a los pocos metros entro en la Nacional N-630, ahora a la derecha, dirección Mieres; antes, me espera un pequeñito alto, el alto del Caleyo.

(...)

Superado este alto tengo vistas a la central térmica de Morcín, emplazada en la unión del río Caudal con el Nalón.
Es hora de bajar, sin pérdida con la carretera, como he dicho: dirección Mieres.

(...)

Pasando Argame y Parteayer entro en el amplio desfiladero del Nalón. En este desfiladero se encuentra mi desvío pasado el primer túnel. Cojo el desvío. ¡A Riosa!


Entro en otro desfiladero, formado por el Río Riosa, el cual me acompañará hasta La Vega. La pendiente en esta nueva carretera es mayor.
¡Ya se han disipado las nieblas matinales y está todo despejado!

(...)

35 minutos después llego a La Vega, último pueblo antes de iniciar la subida al Alto de la Segá.
No tengo mucha esperanza de encontrar más agua desde aquí hasta pasado el Gamoniteiro, por ello bebo todo lo que puedo de mi bidón, incluso cuando no puedo beber más echo otro trago, justo despues en uno de los bares de la zona pido que me rellenen el bidón (1 L.).
A lo pocos metros (foto) hago una parada para picar un poco, uno de los dos plátanos que llevo.
Desde aquí tengo vistas de la Sierra del Aramo, hay que subir sin pensar, porque viendo a lo que me enfrento no me parece posible.

Bueno, ¡Allá voy!


 Me esperan 8 km de subida, en los que remontaré 450 metros desde mi parada en la Vega (337m) hasta el Alto de la Segá (787m), una pendiente media del 5,6%. La subida hace un prolongado descanso a 100 metros por debajo del alto, por lo que la pendiente en subida es mayor que 5,6%.

La subida discurre mayormente por bosque, lo que es fantástico con este día caluroso,  

 Ya con bastante altura ganada se abandona el bosque frondoso, el sol no tiene ya barreras.
En la foto se percibe el Alto de La Segá ligeramente a la izquierda del centro de la imagen.


 Ya tengo ganas de acabarlo, no se está haciendo muy largo pero empieza a cansar un poco.


 Bueno, ¡Una curva más! Esto se acaba


 Justo antes de coronar las vistas a la izquierda me muestra la pared de roca caliza que forma el Monsacro (izquierda) y el Llosorio (derecha), cima de 1.000m más redondeada que ya subí en bici desde Pola de Lena en el pasado diciembre (2014)


¡Ya estoy arriba!
En la foto en último plano, difuminado y redondeado se encuentra el macizo gobernado por el Pico El Cellón, límite con la provincia de León; a la derecha de ese macizo se encuentra el Puerto de Pajares.

Aquí termina el concejo de Riosa, entraría en Lena.
La carretera comienza a bajar y a los pocos metros sale una carretera a la derecha, ese es mi camino, recorrer todo el Cordal de Las Segadas.

Para ser sincero, estoy algo cansado, solo pensar en que he subido unos 770 metros desde que salí de Oviedo y que aún me quedan 1.110 metros más me da la suficiente impresión como para no pensar en ello y limitarme a seguir mi camino.

Bueno, después de otro largo descanso y de picar algo he de continuar...


 Entro en el Cordal de Las Segas, el terreno asfáltico recorrerá todo el cordal con altibajos, el resultado será una ganancia de 290m y una pérdida de 130m para llegar a la carretera de La Cobertoria.




A la derecha tengo vistas de toda la Sierra del Aramo, el pico La Mostayal al fondo y el Monsacro.










 Ya voy acabando el Cordal de las Segadas


Ahora es todo cuesta abajo hasta la carretera de La Cobertoria.
¡Desde aquí puedo ver ya la carretera que sube al Gamoniteiro!


 En esta zona de abundante ganado fotografío en marcha a una vaca con Peña Rueda y el resto del macizo de Ubiña defondo.


 Toca una fuerte bajada hasta la carretera


 ¡Ahí está la carretera de la Cobertoria!
He perdido ahora mismo 90 metros que tendré que recuperar


 Ya estoy en la carretera, la pendiente de la misma se deja notar desde el primer momento.
En este tramo tendré que subir desde los 945m hasta los 1.140m en 2,1 km para coger la carretera al Gamoniteiro.

(...)


 Aquí sigo en La Cobertoria y al mirar atrás veo el collado por el que he venido del Cordal de Las Segadas, donde fotografié la estampa de la vaca.


Y hablando de vacas: dos amigas que bajan hablando por la carretera ajenas a los forasteros en que circulan por esta zona.


 La carretera entra en una zona rodeada de pinos. Se está haciendo bastante más duro de lo esperado, he bebido ya más de medio litro y aún me queda mucho por recorrer...


 Cazo a otra vaca pero esta vez en un momento no demasiado fotogénico... La sierra en primer plano que aparece es la Sierra de la Carisa, en segundo plano a la izquierda se muestra el Pico Retriñón, y en último plano al fondo centrado en la imagen se alza escarpadamente el Pico Torres, a su vera derecha salva la cordillera el Puerto de San Isidro


¡¡Ya estoy en el desvío!!
Ha costado y se ha hecho esperar.
Son las 14:30, creo que es buen momento para comer


Es un muy buen sitio, pero hay bastantes hormigas, así que me acerco a la carretera y me siento en una de las peñas que hay que sirven para evitar que entren los coches a esta zona.
Se percibe en la foto el Alto de la Cobertoria, el primer gran puerto que subí en mi vida, allá por julio de 2013 y que repetí en junio de 2014, en ambos casos desde Santa Marina:

2013            2014

 Ahora sí estoy cómodo, me gustaría que hubiera sombra, pero no se puede tener todo.


 ¡A comer!
Un gran bocadillo de cecina con queso y después el plátano que me queda.

(...)

He acabado de comer y tengo malas noticias, me quedan 100ml de agua para toda la subida y la bajada, y aún después de beber tengo mucha sed. Todas las fuentes de ganado que he visto en el Cordal de Las Segadas y en la carretera de la Cobertoria estaban secas. Subir al Gamoniteiro en estas condiciones de 31ºC (según mi termómetro) va a ser duro.
Pero no esperaba que fuese un paseo cuando salí de casa...


¡¡¡A por él!!!

¿Qué me espera?
En teoría ascender 600 metros en 6,7 km a 30ºC con sed, sin agua y sin sombras
En la práctica... el infierno antes del cielo

He venido aquí para esto, no me volveré atrás...


 Ahí voy...
Se ve la carretera de La Cobertoria y el Collado por el que salí del Cordal de las Segadas, recuerdo ver desde allí esta carretera.


 Al fondo en el valle se percibe el pueblo de Pola de Lena




Carretera al cielo...



(...)


 La carretera hace una curva a la izquierda y penetra ya por fin en la Sierra del Aramo


 Al poco tengo vistas a mi diestra del Lago Veneros


 ¡Una sombra!
Sin pensarlo paro a descansar, no habrá mejor lugar más adelante. Estiro las piernas y termino los 100ml de agua que me quedaban, bebo con tanta ansia que al beber derramo una importante parte del agua, me maldigo....

(...)

Es hora de seguir....



(...)




(...)


 

(...)


 

(...)


 

(...)


 
¡Allí se ven las antenas!
Durante la subida me cuesta mucho bajar de 170 pulsaciones por minuto. Tengo mucha sed, esto es agotador...




(...)


 Vistas al sur del macizo de Ubiña, con Peña Mea como representaste desde esta posición.

(...)


 Ya estás ahi.... .. .. . .  .  .



 Desde aquí veo las campas que rodean a la Peña del Alba, bajaré por ahí después.

(...)


Parece que ya está ahí y que no falta nada, pero...... aún falta... aún falta....

(...)




 ¡¡¡¡ESTOY EN EL CIELO!!!!











Las vistas son simplemente impresionantes.
Estoy durante muchos minutos disfrutando de ellas y sintiendo a donde había llegado a la vez que visualizo desde aquí mi punto de partida difuminado por la distancia, Oviedo.

(...)

La sed cada vez es más intensa. Desde la cima veo abajo un gran bebedero que parece tener agua:

Le hago una foto con zoom para comprobarlo, no veo el caño pero parece que tiene mucha agua, es buena señal.
Llegar hasta la fuente apenas es desviarme de mi camino, así que me parece buena idea acercarme hasta ahí.


¿Cuál será mi itinerario ahora?
Sencillo, desde el Gamoniteiro antes de la curva de 180º previa a la cima sale una pista un tanto disimulada. Dicha pista baja hasta el valle del norte, muy cerca de la fuente que se veía desde arriba. Una vez en el valle sería seguirlo hasta su salida por el oeste ayudándome por los senderos.
Cuando se abra el valle debería de encontrar una pista bien diferenciada que me lleve hasta las campas que llevan hasta la Peña del Alba.
Una vez ahí bajar por la carretera hasta el Valle del Quirós

¡Ahora a pasar de la teoría a la práctica!


Bajo de la peña y me preparo para realizar el descenso.


Justo después de la curva de 180º...


 ...llega una recta en de la que sale una pista a la derecha (en sentido bajada), como se ve pasa un poco desapercibida.


 Freno y cojo la pista


En esta captura se puede ver una de las numerosas "zetas" que hace esta pista hasta llegar al valle, también se ven (a la derecha) las campas de la Peña del Alba que atravesaré y el Valle del Oso con una especie de niebla por la diferencia de temperatura. Una bonita foto...


En el siguiente quiebro de la pista atravieso una zona compuesta exclusivamente por piedra caliza fragmentada.


Foto un poco más adelante con el Pico Barriscal en el centro de la imagen.


En esta bonita foto se puede ver como baja la pista haciendo todavía más zetas mientras se pierde montaña abajo


 En esta zeta, ya sin tanta piedra en la pista, tengo una de las últimas escenas del mar que podré ver.
¡Hasta la vista!


 Menos mal que ya no hay tanta piedra, mis brazos pueden descansar un poco de las vibraciones.... En realidad no... precisamente como no hay tanta piedra puedo ir más rápido y la bici sigue vibrando lo mismo, pero bueno... ¡Ya estoy ahí abajo!


¡La pista ha llegado hasta abajo y un camino natural me lleva sin haberme dado cuenta hasta tener la fuente a la vista!
No soy capaz de expresar la felicidad y placer que me podría dar que esa fuente tenga agua fresca, no puedo más... de hecho no estuve más tiempo en la cima por la sed...

(...)




Sin palabras....


Ahora tengo vistas del Gamoniteiro desde la fuente


 Después de conseguir saciarme parcialmente vuelvo a la bici para continuar el camino y seguir bebiendo aun más poco a poco hasta rehidratarme.


 ¡En marcha!


Seguro que los grandes maestros de ciclismo de montaña son capaces de pasar por aquí sin bajarse sujetando un baso de agua con una mano; pero yo, lejos de su nivel y con el riesgo que entraña pasar por aquí en solitario, no dudo poner pie a tierra o recorrer tramos andando.


Poco a poco se va abriendo el valle, el sendero no tiene ninguna pérdida




Algunos tramos un tanto dificultosos...


El valle abre un poco y en él no florece tanta caliza, al fin un respiro.


Cruzo este campo a unos 20km/h, muy bonita experiencia


Termina el valle y vuelve a aflorar la caliza, en nada debería de encontrar la pista.


Último obstáculo antes de abandonar el principal macizo de la Sierra del Aramo; justo en la apertura del valle en un segundo plano asoma el pico Gorrión, que cae al embalse de Valdemurio


¡Ahí está la pista!


Se trata inicialmente de unas rodadas que a los pocos metros desembocan en una pista.
La Sierra de Sobia la fondo


 Llego a una verja que tengo que atravesar.

La pista desciende hasta las campas haciendo dos quiebros


 Toca ir hasta la Peña del Alba, a la derecha de la imagen.


 Las pistas llegan abajo, comienza un tramo muy bonito.


 Sigo estas rodadas que van pendiente abajo en la que puedo alcanzar casi 40km/h.


 Preciosa captura de una curva en la pista con el macizo de Ubiña al fondo.


 El camino va tendiendo a abandonar el campo abierto para adentrarse tímidamente en las arboledas de la zona.


Hacia atrás puedo ver el Gamoniteiro, parece que no esté tan alto desde aquí, no obstante me encuentro a 1.190m, lo que quiere decir que el Gamoniteiro está casi 600m por encima de mi.


Más adelante abandono la pista para entrar en el asfalto que me bajará hasta el Valle del Oso.


 Puedo ya disfrutar de una bajada sin vibraciones....























 Ahí tengo vistas del Pico Gorrión, ya me encuentro claramente por debajo de él.





 ¡Ya he llegado al fondo del valle!
Lo primero que siento es una notable subida de la temperatura
Ahora voy a interceptar la Senda del Oso, para ello puedo ir tanto a la izquierda (Bárzana) como a la derecha (Valdemurio).
Voy a ir por la derecha.





Bonitas vistas desde aquí del Pico Gorrión, del macizo gobernado por La Hoya y La Forcá y de la cima de la Peña Tene o Airúa Naval


Más adelante, a la izquierda, encuentro un desvío que lleva a Vega, Villagondú, Toriezo y el albergue de Arrojo. Utilizaré ese desvío para llegar a la senda.


 La carretera baja hasta la cuenca del Río Quirós. Pasado este puente está la Senda del Oso, la cojo en dirección a la derecha, al embalse de Valdemurio.


 ¡Ya estoy en la senda!


 Cuando corto la carretera que sube hasta el pueblo de Villaorille veo unos curiosos setos cortados con la forma de lo que parece un cienpiés y un ratón.


¡Ya estoy en el Embalse de Valdemurio!

(...)


Hago una parada para descansar un poco.
Son las 18:35, el último tren sale de Trubia a las 20:10, por lo que falta una hora y media para recorrer aproximadamente 20km que me separan de Trubia.
Es cierto que no es el último tren, hay uno más tarde, pero me dejaría en Oviedo sin posibilidad de volver a Gijón una vez ahí, así que para mí el último tren es a las 20:10.



(...)

Reemprendo la marcha siguiendo la Senda del Oso sin pérdida ninguna

(...)



A las 19:15 llego a Villanueva.


Con 50 minutos por delante para recorrer los 10km que me separan de Trubia parece que no correré riesgo si hago una pequeña paradita para beber todavía más, gracias a esta magnífica fuente.

(...)

Bueno.... es hora de terminar el día. ¡A Trubia!

(...)

Durante el trayecto me he planteado la increíble idea de llegar en bici a Oviedo, cerrando el círculo de una ruta apoteósica, pero..... no creo que pueda conseguirlo, sería someterme a un castigo extra para recorrer un tramo que ya he hecho muchas veces. Además no tengo unas rodillas que me permitan cobrar cheques en blanco. Me quedaré en Trubia...

(...)

¡He llegado a la estación de Trubia con un margen de 20 minutos con el tren!
Parece que he exprimido hasta el último minuto del día hábil, genial.

El tren me llevará hasta Oviedo, donde abandonaré los andenes de la Feve para volver en Renfe a Gijón, me supone una espera de 15 minutos frente a la media hora de transbordo que tendría que hacer si volviese en Feve....

¡Buen viaje!

(...)

OVIEDO - GAMONITEIRO - TRUBIA
DISTANCIA:                   86 km
VELOCIDAD:         13,16 km/h
TIEMPO TOTAL:         9h 53m
DESNIVEL:                  1.937 m

No hay comentarios:

Publicar un comentario